viernes, julio 07, 2006

Pandemia de obesidad en niños hispanos

En EU la padece 23 por ciento de los chicos entre seis y 11 años

Pandemia de obesidad en niños hispanos

Claudia González sacó un libro para concientizar: Gordito no significa saludable.
 
Edwin Rodríguez bajó siete kilos siguiendo una dieta sana


7-Julio-06


La obesidad entre los niños hispanos que viven en Estados Unidos ha adquirido formas de verdadera “pandemia”, un fenómeno surgido en los últimos años y que afecta ya al 23 por ciento de los menores de entre seis y once años.

Se trata de una “verdadera explosión de obesidad” que ha hecho de los latinos, “desde la edad preescolar hasta la adolescencia”, los más obesos de todo el mundo”, afirmó la pediatra y dietista Claudia González.

Para alertar a la población hispana sobre esta “grave epidemia” y orientar a padres y educadores, González publicó Gordito no significa saludable, el primer libro que analiza en profundidad los factores culturales latinos.

González hace un diagnóstico fulminante: el “factor cultural” latino es uno de los principales “culpables” de esta epidemia de sobrepeso entre los niños hispanos. La pediatra sostiene que el abandono de la “dieta latina” o errores culturales como creer que “un bebé o un niño de menos de cinco años que esté gordito es lindo y saludable” son responsables de este incremento de los índices de obesidad.

Además, se lamenta, en las familias latinas todavía “pesa más lo que dice la mamá o la abuela que lo que diga el pediatra”.

Los padres hispanos, explica la dietista de origen peruano, no son conscientes de que un “niño gordito tiene hoy 70 por ciento más de probabilidades de ser un adulto obeso y un 80 por ciento más que sus padres, si éstos lo son también”.

Lo que es más grave, “seis de cada 10 niños latinos obesos sufren de diabetes tipo 2”, una cifra alarmante que se enmarca en una "tendencia genética" de los niños latinos, indicó.

Resaltó que la guerra a la obesidad infantil demanda que los padres hispanos estén informados de que “el asma, la diabetes, la hipertensión, el colesterol y los triglicéridos altos, así como graves desórdenes psicológicos”, son consecuencias habituales de esta enfermedad.

En ese sentido, afirmó, la “perdida de la dieta latina” (frijoles, fruta fresca, verduras, pescado y tortilla de maíz) y el exceso de “vida sedentaria” de los menores, son determinantes.

Razones

• De entre todos los niños de Estados Unidos, los de ascendencia hispana son los que pasan más tiempo viendo televisión.

• Los niños hispanos tienen malos hábitos alimenticios, escasa cultura del ejercicio y, además, carecen de un sistema de medicina preventiva.
   
  Miami • Emilio López/EFE


Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado


Do You Yahoo!? La mejor conexión a Internet y 2GB extra a tu correo por $100 al mes. http://net.yahoo.com.mx